El telégrafo óptico

Telégrafo ÓpticoAntes de la aparición del telégrafo eléctrico, no sólo se podían enviar mensajes por medio de correos a caballo o diligencias. Los “semáforos”, tal y como se llamaban en su época de esplendor, constituían una magnífica forma de comunicarse, bastante eficiente y, sobre todo, mucho más rápida que andar esperando a que un mensajero llegara con su cansado caballo al destino deseado portando una carta que, en el mejor de los casos, sería recibida días o semanas más tarde. Aquellos “semáforos” formaron extensas redes de telégrafo óptico pero, hoy día, han caído casi en un olvido total.

La idea, en sí, es muy vieja. ¿Alguien recuerda las magníficas escenas del Señor de los Anillos en las que se mostraban torres de señales luminosas en lo alto de montañas? Bien, pues por ahí van los tiros. Recuerdo que, en el noroeste de la provincia de Palencia, cerca de Guardo y al oeste de Velilla del Río Carrión, hay una montaña a la que llaman Peña Lampa porque, dicen, en su cima los romanos instalaron hace dos milenios una de esas torres de comunicación. Posiblemente sólo sea una leyenda, pero bien pudo ser… 😉 Los telégrafos ópticos han sido muy variados en cuanto a morfología, pero básicamente eran todos primos hermanos. Consistían en redes que transmitían un mensaje desde el origen al destino, por medio de la repetición de ese mensaje a través de varias torres visualmente conectadas. Veamos, la torre 1 recibe un mensaje de texto, que es transcrito a un código de señales luminosas, ya sean por hogueras o por medio de listones móviles. La torre 2, situada lejos de la primera pero manteniendo contacto visual con aquella, apunta el código observado y lo vuelve a retransmitir, esta vez a la torre 3 y así hasta que el mensaje llega a su destino. Antes de emitir un mensaje, la torre donde se iniciaba la comunicación, emitía un mensaje de alerta, esperando que el siguiente nodo pusiera sus “balizas”en posición de espera, a partir de entonces el emisor enviaba una serie de símbolos codificados, uno cada varios segundos, por medio del movimiento de las balizas colocadas en la cima de la torre. Cada configuración de baliza tenía un significado concreto, algo así como un código morse visual. El receptor copiaba el mensaje y, tras recibirlo completo, se encargaba de repetírselo a la siguiente torre.

Toda esta infraestructura necesitaba una red amplia de torres y, por supuesto, de alguien encargado de mantenerlas y de retransmitir los mensajes. Los equipos destinados a aquella pesada tarea debían estar atentos, durante las horas diurnas, a las balizas de la torre anterior o posterior, a la espera de la recepción de mensajes. Los operadores se limitaban a retransmitir lo recibido, no conocían el significado de los mensajes pues, comunmente, se encontraban cifrados. La cosa tenía su complejidad, de noche casi no se utilizaba, aunque algunos tenían capacidad para emitir señales luminosas, las tormentas, la niebla, el viento, cualquier cambio meteorológico podía entorpecer la comunicación, los mensajes podían ser mal comprendidos o, incluso, no llegar a recibirse nunca.

El telégrafo óptico, como red planificada científicamente, nació en Europa en el siglo XVII, concretamente en 1684, de la mano del británico Robert Hooke, pero no se extendió hasta bien entrado el siglo XVIII, pues hasta ese momento la técnica era demasiado pobre. Francia fue el país donde se construyeron las redes más extensas y exitosas, a fin de cuentas, el primer telegrama que se recuerda llegó a París, desde Lille, tras recorrer más de doscientos kilómetros de distancia a través de una línea de veintidos torres de comunicación óptica.

Una fuente de interés:
La telegrafia òptica a Catalunya (2004)
Prat i Pons, Jaume
ISBN: 84-393-6595-0-4

En poco tiempo media Europa contó con redes de telégrafo óptico, desde Escandinavia a España. Las primeras pruebas en España fueron llevadas a cabo por un equipo del Real Observatorio de Madrid en 1794, utilizando un sistema de lentes acromáticas con excelente resultado. Se planificaron extensas redes por todo el territorio peninsular, pero no llegaron a materializarse más que algunos proyectos, por culpa de las sucesivas crisis económicas, como el sistema de comunicación óptico militar que funcionó en la provincia de Cádiz hasta 1820. Más tarde se construyó una red que comunicaba los Reales Sitios y era de uso exclusivo para asuntos de la Familia Real, en Madrid. Durante las Guerras Carlistas, la telegrafía óptica tuvo un papel muy interesante, pues se utilizó por parte de las tropas isabelinas con frecuencia. Pero, a pesar de sus ventajas, en España no se construyó ninguna red amplia hasta que, en 1844, se decidió comunicar Madrid con todas la provincias a través de una red de proporciones nunca vistas. No creo que haya que esforzarse en imaginar qué sucedió. Los planos quedaron muy bien, la técnica diseñada era de lo mejor, incluso superior a la francesa, pero sólo se llevaron a la práctica algunas redes parciales, como la de Madrid-Irún, pasando por Valladolid, la de Andalucía, la Madrid-Valencia o la de Cataluña, que fue la más desarrollada, llegando a contar con más de 150 torres y que tuvo un uso militar hasta finales del siglo XIX.

Pero todos estos esfuerzos, cómo no, sirvieron de poco porque, otra vez, aquí se llegó tarde a la revolución tecnológica. Cuando en Francia los “semáforos” llevaban décadas en uso, apareció la telegrafía eléctrica, allá por 1840, con lo que se inició una transición lenta a la nueva técnia. En esos momentos, en España, se estaban levantando las primeras redes de telégrafo óptico de gran distancia, prácticamente cuando ya eran obsoletas.



PRÓXIMO ARTÍCULO:
»
ANTERIOR ARTÍCULO:
«



46 Comentarios

  1. Dubitador

    Aprovecho el post mas moderno para insertar el comentario.

    Siempre me despistan los rotulos que indican el avance/retroceso hacia paginas previas y posteriores.

    La confusion proviene de comparar el proceso con el avance en la lectura de un libro.

    Se supone que en un libro la pagina primera es mas antigua que la ultima, asi pues se avanza desde lo mas antiguo hacia lo mas moderno.

    Un blog, sin embargo, seria un libro en curso, en continua redaccion, cuya lectura suele comenzarse por “el final” esto es por las paginas o lineas mas recientes.

    Propondria pues rotular las flechas de “avance/retroceso” con la leyenda siguiente:

  2. alpoma

    WordPress utiliza, por defecto, este sistema de “paginación”, si se quiere llamar así. Naturalmente, es modificable y mejorable, así que te agradezco la idea, aunque haya salido “cortada” al interpretarse mal el código. En cuanto tenga tiempo espero mejorar el diseño para que sea más amigable para la lectura.

  3. Ángel

    No comprendo por qué le llamaban semáforo, eso puede confundir al lector y pensar que era óptico mediante luz (o quziás yo soy el confundido). Me explico:

    Tengo entendido que este sistema utilizaba las torres como dices, pero transmitia los mensajes mediante ese mástil-travesaño que se ve en la ilustración de este escrito, es decir, era un sistema mecánico mediante poleas y palancas, que según la posición de ese travesaño siginificaba un código (eran mensajes codificados), en sus inicios sólo tenía unas 250 palabras, mas tarde unas 8500 y un mensaje podia transmitirse según leo, en 15 minutos a una distancia de 800 Km, aunque no sé de cuantas palabras. 🙂

  4. alpoma

    Pues sí, el sistema básico utilizaba mástiles, aunque también algunos usaron señales luminosas. Lo de “semáforo”, viene del griego “sema”, señal y “foro”, llevar. Lo que entendemos ahora por semáforos, con luces, pertenece a una época posterior.

  5. Ángel

    No sabía que sema-foro era una palabra compuesta que venía del griego (¿alguna no viene de allí?) y tampoco sabía su significado.

  6. JAUME

    Hola, si estáis interesados en lo referido a la telegrafía podeis adquirir mi libro “4 pedres de… La TELEGRAFIA ÒPTICA EN CATALUNYA”, en cualquiet tienda del Instituto Cartogràfico de Catalunya; os puede aclarar todas vuestras dudas. Lo siento pero solo está en catalán.

    La telegrafia òptica a Catalunya (2004)
    Prat i Pons, Jaume
    ISBN: 84-393-6595-0-4

    Un saludo
    Jaume Prat

  7. alpoma

    Muchas gracias por la información 🙂

  8. natalia peña

    esta informacion esta muy gneralizada, y es justa la que requeri. gracias

  9. Lironcareto

    Ante la duda de por qué se llama semáforo el telégrafo óptico, en el artículo de la wikipedia (que casualmente redacté yo) que se cita en el post, queda explicado el origen de este término.
    Semáforo es una palabra de origen griego, de los lemas SEMAS y FOROS. SEMA = signo o señal, y FOROS = enviar. Un Semáforo es un aparato para enviar señales. Igualmente se llaman “semáforos” los dispositivos ferroviarios colocados al lado de las vías para indicar señales a los maquinistas, y no siempre llevan luces. También se denomina semáforo el sistema de señales de los barcos, compuesto de una serie de travesaños horizontales sobre un mástil, y se llama semáforo también el sistema de comunicación por banderas que todos hemos visto emplear a esforzados marineros. Se llama “semáforo de banderas”.

  10. Ramón Vázquez

    MAGNIFICO TRABAJO. FELICITACIONES
    POR UN PROGRAMA DE LA TELEVISIÓN ESPAÑOLA ME ENTERE QUE EN LA ÉPOCA DE MAYOR ESPLENDOR DEL CALIFATO DE CORDOBA EXISTIA EN ESPAÑA UNA RED DE TORRES DE SEÑALE SIMPORTANTÍSIMA
    -AQUI EN MÉXICO HERNÁN CORTÉS MANDO CONSTRUIR UNA SERIE DE TORRES PARA ESTAR COMUNICADO CON LA COSTA.
    PARA DAR A CONOCER ESTAS CONSTRUCCIONES ESTAMOS PREPARANDO UNA SERIE DE CONFERENCIAS PARA LO CUAL REQUERIMOS MÁS INFORMACIÓN.
    ¿NOS PODRÍAN PRPORCIONAR ALGÚN DATO?
    AGRADEZCO DE ANTEMANO SU ATENCIÓN
    RAMÓN

  11. alpoma

    Actualmente no cuento con más datos, aunque tengo pendiente una nueva revisión bibligráfica para cuando tenga más tiempo. En caso de tener más información, ampliaré este artículo.

  12. Marisa Vega

    Hola, en Jalapa la capital del edo. de Veracruz-México, hay unas torres conocidas con el nombre de “telefres”, de las cuales quedan aún tres de ellas de diferentes tamaños ubicadas en los puntos más altos del que fuera el antiguo “camino real” desde el puerto de Veracruz, a la ciudad de Jalapa, ignoro la época en que éstas construcciones se realizaron y hasta cuando funcionaron y no tengo mas datos, sin embargo tienen las características según mi parecer de construcciones de tipo militar y creo que pudieron ser de la época de Carlos III, pero solo son suposiciones. Refieres un libro que trata de la telegrafía, escrito en catalán, e imposible de conseguir en Mexico. Estoy interesada en saber sobre el tema, pero aquí en México no hay nada sobre el mismo. ¿como puedo obtener mas información?. Otra pregunta el nombre de “telefres”, te indica algo. Gracias.

  13. alpoma

    La información que manejo se refiere a España y a Europa. Lamentablemente, no cuento con datos o bibliografía que contenga datos sobre México.

  14. Marisa Vega

    De saber algo te lo comunicaremos, lo que si es seguro por la lectura de tu artículo, es que son primos hermanos de los que tu refieres.

  15. Carlos Mathé

    Me interesaría saber cómo se puede conseguir el libro de la telegrafía óptica en Cataluña a distancia (paquete postal por contrarreembolso si es poisble).

    No comparto la opinión de que esta sea una tecnología obsoleta, por el matiz despeciativo que tiene ese adjetivo. Creo que es más correcto hablar de patrimonio tecnológico o arqueología tecnológica. ¿Qué pensarán dentro de cien años sobre Internet? ¿Será obsoleto o una etapa de la historia de las telecomunicaciones? Pienso que el pasado puede enseñarnos aspecto interesantes para el presente.

    Hay que diferenciar las torres de señales (desde la Antigüedad hasta la Ead Media: almenaras, atalayas, vigías, ahumadas, etc…) del telégrafo óptico que empieza (a pesar del pionero Hooke) a partir del francés Chappe. La diferencia es una mayor rapidez de transmisión y una mayor fiabilidad o seguridad de los mensajes. Es un tema poco conocido y es preciso difernciar cada época y cada y tipo de torres de señales. Muy interesante las torres mejicanas; sería interesante investigarlas y publicarlas para que se conozca sus sistema de comunicación (¿banderas, mástiles o travesaños ópticos, fuegos, humos…?).

  16. alpoma

    Prueba a pedirlo en cualquier librería, utilizando el ISBN, por ejemplo, seguramente puedan localizarlo sin grandes problemas. 🙂

  17. miguel angel

    Para Mexico. Busca en Google “La frontera oriental nazarita como sujeto histórico (siglos XIII-XVI)” . Hernán Cortés utilizaría medios empleados en la Edad Media o recogidos en las instrucciones de los Reyes Católicos. Tengo más información si te interesa. Saludos.

  18. Marisa

    Miguel Angel, no encontramos el artículo de “La frontera oriental nazarita…” ¿esta publicado?, nos interesa mucho sobre los medios empleados por Cortés que refieres. Gracias.

  19. Carlos Mathé

    No he podido conseguir el libro de la “Telegrafía óptica en Cataluña”, ya que parece que no está disponible en las librerías. En la web de la Casa del Libro no pueden enviármelo. ¿Hay alguna otra librería en la red que me lo pueda enviar por contrareembolso?

    Por cierto, acaba de publicarse en Sevilla un libro sobre “La Telegrafía óptica en Andalucía” (se estudia la Línea de Andalucía de Mathé y otras anteriores). Está disponible en el servicio de publicaciones de la Consejería de Obras Públicas y Transportes, pero dentro de poco estará en las librerías concertadas con la consejería. En este libro se localizan las 59 torres telegráficas que existieron entre Madrid y Cádiz (1850-1857).

  20. miguel ángel

    Marisa: perdón, es NAZARÍ, es un libro con diversos artículos, se puede comprar por 12 euros creo; está en la red y se puede acceder a todos los artículos.
    Te puedo enviar copia de otros artículos relacionados con el tema, pero no tengo constancia de que hayan sido utilizados por H. Cortés.
    Un saludo

  21. miguel ángel

    marisa: Actas Congreso “La frontera oriental…”, Instituto de Estudios Almerienses, Almería, 1997.
    En la página del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicaciones de España tienes, dentro del libro “De las señales de humo a la Sociedad del Conocimiento. 150 años de telecomunicacione en España”, en el prólogo y el primer artículo datos sobre señales ópticas en la Antigüedad y la Edad Media. Personalmente no comparto la tesis de que las señales se hiciesen exclusivamente con varias hogueras separadas entre sí y situadas a los pies de la torre. Hay textos que indican que las señales se hacen desde las torres, subiendo y bajando uno o dos fuegos. Creo que no se debe descartar nada.

  22. Carlos Mathé

    El proximo jueves 22 de marzo a las 20 h. se presenta en el Real Observatorio de la Armada, en San Fernando (Cádiz) el libro “La Telegrafía Óptica en Andalucía”. Está organizado por la Consejería de Obras Públicas y Transportes, de la Junta de Andalucía, en colaboración con la Delegación de Cultura, del Ayuntamiento de San Fernando. Se presenta en el Observatorio porque a muy pocos metros se conserva la última torre de Mathé: Torre Chica (la nº 59).

  23. David

    hola, em gustaria saber las ventajas e inconvenientes de la tecnologia de la comunicacion optica del siglo XVIII tengo mañana un examen XD. contesten a mi correo porfavor haber si puede ser esta tarde

  24. Carlos Mathé

    En la revista de historia UBI SUNT ?, editada en Cádiz por una asociación universitaria de la UCA, se han publicado varios artículos sobre dos telégrafos ópticos recientemente restaurados en Cádiz: el “Torreón de Puertatierra” (la torre nº 57 de la Línea de Andalucía de Mathé), que aparece en la revista nº 19; y “la Torre del Gobierno Militar” (Telégrafo Principal de Hurtado, en el antiguo Pabellón de Ingenieros), en la revista nº 20. A los interesados en esta telegrafía, les recomiendo la visita a estas dos torres telegráficas y también a la Torre Tavira, la antigua vigía de Cádiz (con su telégrafo de banderas) que actualmente tiene una cámara oscura para contemplar el Cádiz antiguo.

  25. Jordi

    Un amigo me acaba de hacer llegar un enlace hasta aquí !!!

    Muy interesante la labor de difundir una etapa de las telecomunicaciones, relativamente reciente, y muy olvidada.

    Os paso un enlace a un artículo en el que participé: http://www.elscingles.org/revista/n/n53/n53p08-11.pdf (en catalán)

    Y recomiendo el libro: “La Telegrafia òptica a Catalunya”, de Lluís Len i Currius i Jaume Perarnau i Llorens.

  26. para jaume prats

    Jaume en otra pagina web comentas que estas escribiendo un libro sobre la telegrafía optica,¿es este que dices en esta página o estas elaborando libro para torres fuera de cataluña?si estas interesado te ofrecco colaboración en el campo de ilustraciones,tengo bastante información sobre este tema adrian.chav@hotmail.com

  27. mauro

    hola queria nada mas felicitar a esta pagina que brindo mucha imformacion y me ayudo bastante sobre todo porque hay muy pocas paginas que den tan buena y tan especifica informacion.

  28. alpoma

    #mauro: ¡Gracias! 🙂

  29. fati

    alguen sabe quien fuen el inventor concreto del semaforo de banderas???
    me urge esa informacion !!

  30. Muxfin

    FatiEs difícil precisar un solo inventor del semáforo de banderas, pues como la mayoría de los inventos, han ido evolucionado desde una primera idea por la necesidad de comunicarse a distancia.

    Los griegos y romanos ya hacían uso de estandartes para transmitir órdenes en las batallas y desde los barcos.

    A finales del siglo IX el emperador de Bizancio León el Sabio, tenía establecido los tipos de señales que se utilizaban y su forma de uso.

    En siglo XIV Tamerlán hacía que le precedieran varios estandartes, con un significado no por simple, menos efectivo. El primer día de asedio a una ciudad, hacía ondear una bandera blanca como invitación a rendirse sin resistencia, el segundo día la bandera se convertía en roja indicando los castigos que les esperaban a los rebeldes. Dicha bandera era la última oportunidad de los sitiados, pues cuando el caudillo tártaro mostraba la tercera y última bandera de color negro, las esperanzas se habían agotado y todos eran pasados por las armas.

    En el mismo siglo, la Marina Británica indicaba el avistamiento del enemigo y la llamada a reunión con sendas banderas; y en España, en 1340 la escuadra que armó Don Juan II de Castilla contra el rey de Aragón, se comunicaba entre sí gracias a un código algo rudimentario a base de fanales, el pendón real y banderas.

    En 1673 la Marina Británica define el uso de 15 pabellones con un sentido único para cada uno.
    En 1738, el francés De La Bourdonnais, introduce un código numérico con diez banderas para indicar los números de cero a 9.
    En 1742 el Marqués de la Victoria, publicó “Órdenes y señales, que han de observar todas las embarcaciones de transporte que navegan a mi mando”, en el que también se utilizan diez banderas.
    En 1763, el también francés Bigot, publica “Tactique Navale ou Traitedes Evolutions et des Signaux”, donde se especifican por primera vez ciertos protocolos para el uso de códigos de banderas, como la señal preparatoria para sincronizar los mensajes.

    En Gran Bretaña, el almirante Sir Richard Howe presentó en 1790 su “The Howe Code”, ampliado considerablemente en 1800 por el almirante Sir Home Popham y que a partir de la batalla de Trafalgar, fue conocido como “The Trafalgar Code”.

    La Conferencia Radiotelegrafista Internacional de Washington de 1927, estableció el “Código Internacional de Señales” actualmente en vigor.

  31. pippa

    justo lo que buscaba

  32. Carlos

    Disculpadme si esta información es concida por todos, como nuevo en este sitio, pero quisiera aportar, en cuestión de bibliogafía, que el Minisaterio de Obras Públicas editó una monografía muy buena en 1990 sobre el telégrafo óptico en España, y el PDF, si no me equivoco, aparece como enlace en el artículo de la Wikipedia “telégarfo óptico”, a dispoción de todos.
    Igualmente me gustaría exponer una consulta: ¿sabeis algo sobre la protección de las antiguas torres del telégrafo óptico como bienes de interés cultural? La mayoría están en ruinas, salvo bellas excepciones restauradas como Moralzarzal (Madrid) o Arévalo. ¿Sabeis si existe alguna inciativa para protegrer este patrimonio?
    Gracias.
    Carlos.

  33. Muxfin

    Carlos, con el permiso de Alpoma, trato de contestarte.
    Además de la obra de referencia de Sebastián Olivé que comentas, puedes encontrar más bibliografía en nuestro wiki Telegrafía Óptica.
    También puedes encontrar una ficha de casi todas las torres con su posición. También tienen mucha información “Los Amigos del Telégrafo”.
    Además de las torres que comentas, la Comunidad de Madrid ha rehabilitado la “torre de Arganda” y tiene previsto hacer lo propio con las de Perales y Aranjuez.
    En otras comunidades como Catalunya, optan consolidar los restos.

  34. alpoma

    #Muxfin: Siempre eres bienvenido aquí, estás en tu casa. 🙂

  35. Carlos

    Muchísimas gracias. Magnífica información y enlaces.
    Ojalá algún día se tome conciencia del valor histórico de la red y se opte por su protección integral y conjunta en lugar de considerar las torres como elementos aislados. Hasta entonces, bienvenidas sean las iniciativas como las que apuntas.
    Enhorabuena.

  36. Carmen Boone

    Pregunta para Marisa Vega.
    Me interese en el tema de los “Telefres” jalapeños. Tengo foto antigua de uno de ellos, y muy probablemente, de otro también. ¿Cuáles son los TRES que tú tienes identificados?
    Gracias.

  37. PCarles

    Hola, soy estudiador local de Sant Carles de la Ràpita, justamente encima del cerro La Guardiola (100 m) que domina la población existe una torre de telegrafia óptica de la linia Valencia-Barcelona, las torres anteriores tenian los números 42 y 43 en Vinaroz (Castellón) y las posteriores en dirección norte en Amposta la número 45 dentro de la llanura del delta del Ebro, en la partida de Carlet, emplazamiento que conocemos siguendo lo grafiado en un plano del Archivo de la Compañia de Riegos del Canal de la Derecha (S-XIX). Estaba ubicada al borde del Rio Ebro y se cree que desapareció en una riada, de todas maneras aún se conserva la idea de la torre entre la gente del lugar. La próxima torre la número 46 estaba situada en el hemidelta Norte y la 47 ya en un cerro del municipio de El Perelló llamada “dels Guàrdies” con un cartel con un grafiado de “torre del Moro” un error de bulto. Me interesaria conocer si alguien tiene ubicadas las torres del término de Vinaroz la 42 y 43, y asimismo la del hemidelta Norte, la 46.
    Gracias

  38. Muxfin

    PCarles, precísamente esta zona es la única que me falta por localizar de la Línea de Barcelona, incluso abrimos una página para mostrar distintas hipótesis.
    Hay un poco de lío con la numeración de las torres, pues al ser un tramo que seguramente nunca entró en servicio, dicha numeración sólo es indicativa. Hasta ahora, la versión más aceptada es que la torre 42 es el Torreón de San Millán y algunos autores dudan de la existencia de la torre al borde del Río Ebro.
    Si me envías un correo a la direccíon que sale en la parte izquierda del Wiki, podremos intercambiar información.

    Un saludo

  39. JENIFER DIOLINDA GOMEZ

    el telegrafo optico es un gran invento, dio buenos resultados. la profe nuestra nos hizo buscar info sobre el mìsmo. para nosotros es interesante como fue evolucionando el telegrafo hasta la llegada del celular…
    besitos, dioli y sus compañeras chechi y yoli.

  40. Alex

    Hola.

    A lo largo del Ebro, existia en el siglo XII una red de torres de comunicación, de las que aún quedan vestigios, algunas marcadas en mapas de la época (muy rudimentarios) como “castrum lumina…” ). Existe también un documento de donación en que se indica que se lega ” …la torre que allí es troba i les seves terres, així com la maquina de fer senyals que en ella ha…”
    O sea, la torre y sus tierras y la maquina de hacer señales. Alguien tiene una ilustración de estas maquinas, que posiblemente funcionaba por hogueras o por reflexion del sol?¿Se conserva alguna?

    Gracias.

  41. alpoma

    #Alex: No tengo datos sobre máquinas tan intrigantes, me ha interesado el tema, así que lo anoto para una búsqueda futura. 🙂

  42. blog embarazo

    La comunicación a través de la distancia siempre ha sido un signo de progreso, luces en torres, faros en costas, humo en montañas, cuestión de imaginación.

Deja un comentario