Sobre el reactor número 1 de la central nuclear de Fukushima Dai-ichi

Siguiendo en la línea que inicié ayer, sin ir mucho más allá en el asunto por falta de tiempo, pero aprovechando mi interés por la tecnología nuclear, transcribiré algunas notas de Geoff Zeiss, mi principal fuente en este sentido.

Antes de nada, reconozco mi admiración por lo limitados que han sido los daños en la infraestructura nuclear japonesa después del terremoto y el tsunami pues, aunque las centrales están diseñadas para soportar ese tipo de eventos, cuando la teoría se enfrenta a la dura realidad las sorpresas suelen ser muy desagradables. En este caso parece casi milagroso que no hayan aparecido más incidentes como el de Fukushima Dai-ichi.

Esta central nuclear (Dai-ichi denota “1″, en contraposición a otra central nuclear también situada en Fukushima y conocida como Fukushima Dai-Ni, o “2″) se encuentra en funcionamiento desde el año 1971. Es, por tanto, bastante antigua, contando actualmente con seis reactores capaces de generar en conjunto una potencia de 4.696 MW. Me voy a centrar brevemente en lo que, presumiblemente, le ha sucedido a esta central operada por Tokyo Electric Power Company (TEPCO) tras la catástrofe del viernes.

Los reactores de esta central nuclear son del tipo BWR, esto es, Boiling Water Reactor (Reactores de Agua en Ebullición), una variedad de reactores nucleares de agua ligera ideados por la General Electric en los años cincuenta que utilizan agua como refrigerante y moderador. El agua ebulle alrededor del núcleo y, convertida en vapor, sirve de medio para mover las turbinas que animan los generadores eléctricos.

reactor_GE_Mark_1

Por la información actual, la explosión que tuvo lugar en Fukushima destruyó la porción superior del edificio que contiene el reactor número 1. Los paneles que cubrían esa parte del edificio estaban diseñados para saltar en caso de sobrepresión, algo que parece ser el origen de la explosión. El incidente puede haber comprometido las instalaciones de carga de combustible y manejo de combustible agotado, que se encuentran justo debajo, aunque de esto todavía no hay datos claros.

Todo indica que la contención se mantiene intacta y que el reactor no se ha dañado de forma fatal (no hay fusión del núcleo), pero sí puede haber daños en la infraestructura de barras de combustible y, precisamente eso, probablemente ha sido el origen de los elevados niveles de yodo y cesio radiactivos registrados en las inmediaciones del reactor, lo que no significa que éste se encuentre comprometido.

¿Qué hacer en situaciones así? Cada equipo de dirección tiene sus métodos, pero teniendo en cuenta que se trata de una central con cuatro décadas de vida y que tenía previsto su cese de actividad en un futuro próximo, no resulta extraño que la TEPCO decidiera inundar el conjunto con agua de mar mezclada con ácido bórico para absorber gran cantidad de neutrones y así inhibir la fisión. El proceso dura muchas horas, no se trata de enfriar una simple olla caliente, sino de frenar una reacción nuclear, y eso requiere paciencia. Espero que el problema no vaya a más, parece que los niveles de radiactividad se han moderado. Si las barras de combustible no dan más problemas, todo podría volver a la “normalidad” pronto.

ACTUALIZACIÓN: Son las 8:40 de la mañana del domingo 13 de marzo de 2011. La situación en la central parece la misma, aunque hay datos que invitan al optimismo, otros no lo son tanto. Será cuestión de esperar. Varios de los otros reactores de la central pudieran tener también problemas. Como, por desgracia, no voy a tener tiempo de publicar las novedades, recomiendo a los interesados seguir los informes que publica Geoff Zeiss de forma periódica, espero que él si pueda mantener el ritmo. ;-) Ahora mismo, los reactores 1 a 3 están inactivos, pero la medición de radiactividad en las inmediaciones se ha elevado, por lo que el riesgo no ha desaparecido todavía.

ACTUALIZACIÓN 2: He añadido más datos en un nuevo artículo.

Información detallada sobre reactores de agua en ebullición: Boiling Water Reactor (BWR) Systems (PDF).


En esta misma categoría:

9 Comentarios

13.03.11

He juntado el croquis del reactor con las fotos de la explosión para que se vea mejor la zona que esta dañada: http://yfrog.com/h4bjatgj
Gracias por explicar lo que pude estar ocurriendo.

13.03.11

#Viditocho: Gracias a ti. :-) Te recomiendo repasar el documento PDF que refiero al final del post.

13.03.11

Gracias Alpoma por las informaciones que expones.

Te pongo este enlace que traduce muchas de las noticias de la tv japonesa en directo al inglés y te mantiene informado en una labor maratoniana:

http://www.ustream.tv/channel/yokosonews#utm_campaign=unknown&utm_source=3652476&utm_medium=social

Saludos

13.03.11

#sarcarcar: Gracias por la información. :-)

[...] Sobre el reactor número 1 de la central nuclear de Fukushima Dai-ichi. En Tecnología Obsoleta. [...]

[...] sobre Fukushima Dai-ichi, las fusiones de núcleo y un recuerdo del síndrome de China + Sobre el reactor número 1 de la central nuclear de Fukushima Dai-ichi, por Alejandro Polanco (Tecnología [...]

14.03.11

muy buena cobertura, gracias por aclarar las cosas.
saludos,

gabriel.

[...] sobre Fukushima Dai-ichi, las fusiones de núcleo y un recuerdo del síndrome de China + Sobre el reactor número 1 de la central nuclear de Fukushima Dai-ichi, por Alejandro Polanco (Tecnología [...]

20.03.11

Es muy interesante ver esta entrevista del martes pasado a Julio Gutiérrez Catedrático de Física Atómica en la universidad de Alcalá de Henares. Opinando y explicando sobre todo lo ocurrido en los reactores de Fukushima esos días: http://youtu.be/B0ju6Szpofw
Al final creo que no andaba muy desencaminado.

Escribe un comentario

* Nombre, E-mail y comentario son requeridos.
(Tu correo no aparecerá publicado.)


Te encuentras en Tecnología Obsoleta,
blog editado por Alejandro Polanco Masa.


Mis libros

Nikola Tesla en tu iPad

Patrocinado por

Digital vector maps

Archivos

Categorías

Suscríbete por e-mail